El continente blanco

El continente blanco

La Antártica de acuerdo al Protocolo Ambiental de 1991, se designa como "una reserva natural, dedicada a la paz y la ciencia". La Antártida continental es enorme, pero mayormente su territorio está cubierto de hielo. El hielo antártico es la más extensa masa de helada del planeta. Cubre un área de más de 14 millones de km² y contiene 30 million km³ de hielo. Alrededor del 90% del agua dulce de la Tierra se encuentra en esa placa helada, y es equivalente al agua contenida en todos los océanos del mundo hasta una profundidad de 70 metros. En la antártica oriental, la placa de hielo descansa sobre una gran masa de tierra, pero en el occidente lo hace sobre más de 2500 m debajo del nivel del mar.

Una pequeña área (menos del uno por ciento de la superficie) está libre de hielo, y el continente contiene algunas de las cadenas montañosas más espectaculares del Mundo. Las más extensa son la Península Antártica (1700 km), y las Montañas Transantárticas (3000 km). El pico más elevado, Vinson Massif en las Montañas Ellsworth Mountains, llega a los 4897 metros.

Alrededor de las costas de la Antártida, las temperaturas estás siemre próximas al punto de congelamiento en los meses de verano (diciembre-febrero). Sólo en la parte norte de la Península Antártica las temperaturas pueden subir apenas unos grados sobre el cero Celsius. Durante el invierno, las medias mensuales en las estaciones costeras están entre los -10°C y -30°C, pero las temperaturas pueden acercarse al punto de congelamiento cuando las tormentas invernales traen aire caliente hacia las costas desde los mares circundantes. Las condiciones en el interior del continente on mucho más frías como resultado de su mayor elevación, mayor latitud y mayores distancias desde el océano. Allí, las temperaturas veranegas temperatures puedn llegar por encima de los -20°C y las medias mensuales caen por debajo de los -60°C in winter. En la base Vostok, una estación de investigación del altiplano antártico, obstenta el record para la menor temperatura registrada en la superficie del planeta (-89.2°C, el 21 de julio de 1983). No obstante, en agosto 2010, el satélite de la NASA Landsat 8 registró la temperatura de -94.7°C en el Domo Argus (o Fuji).

La mayoría de la biodiversidad encontrada en la Antártida se encuentra en el ambiente marino y no en el continente. En los océanos se pueden encontar focas, peces, ballenas ales, fish, seals, calamares, cril y toda una serie de organismos que habitan el fondo marino. Muchos microorganismos también habitan en el medio marino alrededor de la Antártida y aves marinas, incluyendo pingüinos, albatros, petreles y págalos se pueden encontrar alrededor de la Antártida y las islas subantárticas.

En el continente, los invertebrados terrestres contituye el grupo zoólogico más rico en especies en la Antártida y en las islas del Océano Austral. Gusanos nematodos, osos de agua (tardígrados), rotíferos, colémbolos y ácaros son los más comunes.

El ser humano es un recién llegado en la región antártica. La exploración de la zona probablemente se inició en el siglo XVII. Ahora, los únicos seres humanos que van allí son o bien turistas, pescadores o el personal que forma parte de los programas antárticos nacionales. El origen del nombre "Antártida"

La Antártida (del griego «antarktikos», "opuesto a, también denominado Continente Antártico o Antártica, es un que circunda el Polo Sur. La definición más común comprende como Antártida los territorios al sur del paralelo 60º S, que coincide con la zona regulada por el Tratado Antártico.

Ártico proviene del vocablo griego «arktikos», "de la osa", en referencia a la constelación boreal llamada Osa Menor, en la que se encuentra la Estrella Polar, que señala al Polo Norte, mientras que «antarktikos» significa "opuesto a la osa"; es decir, se alude al Polo Sur, que se encuentra ubicado en este continente.

Se considera que quien primero utilizó el nombre Antarctica para denominar al entonces "nuevo" continente fue el cartógrafo escocés John George Bartholomew en 1890.

El Marco Geográfico

En la zona más austral del planeta, más allá de los 60° Sur, a 1.000 Kms. de Tierra del Fuego, 3.600 Kms. de África y 2.200 Kms. de Nueva Zelandia, se sitúa el cuarto continente por su tamaño, con 12:400.000 Km2 de superficie, que con las barreras de hielo llega a los 14:000.000 Km2 y sus elevaciones alcanzan 2.000 mts. de altura media, siendo también el más elevado.

Sobre esta extensión, equivalente a la décima parte de toda la superficie de tierra del Planeta, se apoya el manto de hielo natural más grande del mundo. Ello se debe a la acumulación proveniente de épocas glaciales y al incesante crecimiento de esa capa, en virtud de las nevadas, al punto que ese casquete constituye el 90% del hielo de la Tierra.

El Clima

Las bajísimas temperaturas y los fuertes vientos, son las características predominantes. En este sentido, vale la pena consignar que la media anual en el Polo Sur es de 50° bajo cero, habiéndose registrado el récord de frío en la Base Antártica Rusa de Vostok con 89,2° bajo cero.

Mientras tanto, en algunas zonas como Tierra Adelia, el promedio de tormentas llega a los 340 días/año con vientos de hasta 150 Kms./h.

Sólo en algunas costas -como por ejemplo la Isla Rey Jorge / 25 de Mayo, donde se encuentra la Base Artigas- pueden apreciarse áreas libres de hielo durante los veranos.

Sobre casi toda la superficie del continente impera el clima polar, donde la temperatura promedio del mes más cálido no supera los 0 °C.

El clima llamado de tundra, donde el promedio del mes más cálido supera los 0 °C, se presenta sólo en las zonas costeras más septentrionales, como en la Península Antártica, islas adyacentes e islas subantárticas.

La temperatura media de esta región es de -17 ° Celsius, y la más baja se registró en la estación antártica rusa de Vostok, cuando el termómetro marcó -89,2 °C, la menor temperatura registrada en la superficie de la Tierra.

Estas bajas temperaturas se deben, no sólo a su ubicación en la zona polar, sino a su gran altura media y la poca radiación solar que recibe. Además, entre el 80% y el 90% de la radiación que recibe es reflejada por el hielo merced a su albedo, evitando el calentamiento de la superficie.

Otra singularidad antártica es que aproximadamente 90% de su territorio es un desierto nival, esto es, un área fría con escasa presencia de vida y una sequedad del aire que llega a superar la de los desiertos cálidos.

La Antártida es, en la mayor parte de su extensión, en cuanto a su humedad atmosférica, el lugar más seco de la Tierra (excepto las zonas costeras e insulares de la Antártida), ya que al estar las temperaturas casi siempre bajo 0 °Celsius el agua se encuentra cristalizada y el aire, que es extremadamente frío, apenas retiene humedad.

Las temperaturas medias durante el invierno tienen variaciones muy pequeñas, en las zonas cercanas a las costas son frecuentes los blizzards, las nevadas y actualmente, también las lluvias durante el breve verano,

Los fuertes vientos son frecuentes ya que sobre el centro de la Antártida se ubica permanentemente un área de alta presión (anticiclón) que hace fluir corrientes eólicas a gran velocidad desde el sur hacia el norte y noreste, estos vientos alcanzan velocidades de 200 km/h y más.


Peculiaridades Antárticas

Los 5 polos

Polo Sur Geográfico o Verdadero: Es el punto en el cual el teórico eje de la Tierra intercepta su superficie y en el cual convergen los meridianos. Allí solo hay un día y una noche; cada uno dura seis meses.

Polo Sur Magnético: Es una área hacia la que apunta una aguja imantada que puede moverse libremente sobre un plano horizontal. En esa área la aguja adopta la posición vertical. Situado en la tierra de Adelia a más de 2.000 kms. del Polo Verdadero, su posición varía anualmente desplazándose aproximadamente unos 13 kms.

Polo Sur Geomagnético: Lugar que correspondería al Polo magnético si la Tierra fuera una esfera con magnetismo homogéneo. Se le ubica en los 78° Sur y 111° Este.

Polo Sur Ceremonial: es un área en la Base Amundsen-Scott. Consiste de una esfera metálica en un pedestal, rodeado de banderas de los signatarios originales del Tratado Antártico. Se localiza a pocos metros del Polo Sur Geográfico, que está marcado solamente por una señal y una estaca. A razón de que la capa de hielo se mueve 10 metros por año, la estaca se cambia de lugar cada año en Año Nuevo.

Polo de inaccesibilidad: Es el punto más alejado de cualquier costa del Continente Antártico. Su ubicación: 82°06’ Sur y 54°58’ Este.

También se considera al Polo de frío: en la Base rusa Vostok, lugar en que se alcanzó la temperatura más baja registrada en nuestro planeta, de 89,2 grados Centígrados bajo cero, el 21 de julio de 1983.

En la Antártida también se han registrado los vientos más intensos de la superficie terrestre: 327 km/h, en julio de 1972, en la estación científica francesa Dumont d'Urville.

Origen de la Antártida

Las capas superiores de la corteza terrestre, las que envuelven al manto, son relativamente delgadas, estando en general constituidas, la exterior por granito y la que le sigue en profundidad por basalto.

Puede decirse que el granito, por su menor densidad, está sobrenadando en el basalto y que curiosamente, no existe en general bajo los mares.

En 1912, el geólogo alemán Alfred Wagener dedujo de estos antecedentes que todas las tierras emergidas habían conformado un único continente que llamó PANGEA (toda la tierra). Hace unos 220 millones de años, cuando comenzaba el período de los dinosaurios, el PANGEA constituido en los supercontinentes Laurasia y Gondwana, se fracturó y las masas resultantes de este último derivaron hacia occidente, para finalizar hace 60 millones de años, momento en que el mundo alcanzó su actual fisonomía.

La aparición en la Antártida de fósiles de animales extinguidos así como de formas vegetales de clima templado, demuestra esta teoría.

El Continente Blanco

Tras esta larga deriva, el Continente Antártico ancló en el Sur del Globo Terrestre, que ya era frío, y comenzó a su vez a enfriarse más.



A tal punto ha llegado el enfriamiento, que su superficie de alrededor de 14 millones de kilómetros cuadrados (más de un 98%) se encuentra permanentemente cubierto de hielo, dejando al descubierto sólo 260 mil km2 que en general se encuentran en los archipiélagos cercanos, líneas de costa, cadenas montañosas, «Nunataks» (cumbres que emergen del hielo) y algunos pequeños oasis o «Dry Valleys», regiones éstas jamás cubiertas por el hielo ni por la nieve.

El Continente tiene un perímetro de 18.000 km y un diámetro promedio de 4.000 Km, siendo su anchura máxima de entre 5.600 Km. entre la tierra de Wilkes y el extremo de la Península Antártica, la que dista a su vez unos 1.000 kms del extremo Sur de América, continente éste del cual se encuentra a mayor proximidad y del que lo separa el Estrecho de Drake con profundidades de hasta 5.880 mts.

Las barreras heladas de Flichner-Ronne y Ross, suman alrededor de un 1:000.000 km2 a la superficie continental, y otros 16 escudos de hielo suman otro millón, la que llega a tener 14 millones de km2.

Durante el invierno, las aguas próximas se congelan y se extienden en alrededor de 20:000.000 km2 de superficie helada.

La Orografía del Continente

El Continente Antártico aparece surcado por la llamada «Cordillera Transantártica», sistema que se dirige desde Nueva Zelandia al Mar de Weddell y que con un desarrollo de más de 3.000 Kms, se constituyen en una de las cadenas montañosas más largas del mundo.

Si bien las alturas absolutas se encuentran encubiertas por la presencia del hielo que nivela los paisajes, se constatan las mayores alturas promedio sobre la mencionada cadena montañosa, no obstante, no se encuentra en ella el pico más elevado de la Antártida, sino en los Montes Ellsworth, donde el Monte Vinson alcanza los 4.892 mts. (que hasta hace poco se estimaba en 5.140 m snm).

El Océano Austral

En torno a la Antártida, y desde todos los rumbos, las enormes masas de agua de los mayores océanos del mundo, que por siglos mantuvieron aislado al continente, parecen confluir sobre él.

Las aguas antárticas involucran la porción sur de los Océanos Pacífico, Atlántico e Indico, representando el 10% de los 360:000.000 de Km2 que aquellos suman en conjunto, y alcanzando un grado de identidad tal que ha llevado a los oceanógrafos a considerarlo un océano más: «El Océano Austral».

La región en que las aguas abiertas del Pacífico, Atlántico e Indico mudan drásticamente sus peculiares características para dar lugar a las de un océano diferente es la zona de la «Convergencia Antártica», localizada en todos los océanos entre los 45° y los 55° de latitud Sur, donde las profundidades llegan a los 3.000 metros.

El Océano Austral entrega a la Atmósfera más energía que la que de ella recibe, la cual es utilizada en la tarea de entibiar los vientos polares, circunstancia esta que transforma sus aguas en las más frías del planeta.

Todas estas peculiaridades y notorias diferencias, convierten a estas aguas en un hábitat particular, que es el medio ambiente de ricas y peculiares formas de vida marina, destacándose la circunstancia de que de todas las especies que la habitan, solo unas pocas transitan fuera de esa extensa área que llega hasta el sur del paralelo 60° de latitud Sur, lo que se constituye a su vez en razón central que conduce a considerar antárticos los fenómenos que ocurren al sur del mismo y antárticas las tierras y mares respectivos.

Síganos

Radiogrupo Sur quiere estar comunicado con Ud. Por ello le invitamos a visitar nuestro sitio web pricipal, o seguirnos a través de nuestras redes sociales.