La Base Científica Antártica Artigas

La Base Científica Antártica Artigas

La Base Científica Antártica Artigas (BCAA), fue fundada el 22 de diciembre de 1984. Está abierta todo el año y proporciona el apoyo logístico necesario para la realización de las actividades científicas del Programa Antártico Nacional y otros operadores antárticos.

Desde 1776, en tiempos de la Colonia, el Apostadero de Montevideo primero y luego la Real Compañía Marítima, con base en Maldonado, fueron un nexo de nuestro territorio, que de esta manera se proyectaba naturalmente hacia el Atlántico Sur, hasta las incógnitas tierras de la Antártida.

Luego, por diversas razones, se perdió contacto con el continente blanco y salvo en contadas oportunidades, como el intento de rescate de la expedición de Shackleton en 1916, hasta la década de 1950 no hubo actividad oficial notoria en relación a lo Antártico.

La relación política de Uruguay con la Antártida se retomó, al participar de las conferencias preparatorias del Año Geofísico Internacional realizadas en Roma (1954) y en París (1956).

El 9 de octubre de 1956 se constituyó la Comisión Técnico Asesora del Ministerio de Relaciones Exteriores, para asesorar al Gobierno con respecto a los derechos que sobre la Antártida pudiesen corresponderle a nuestro país.

La Comisión de Cooperación Antártica se creó el 2 de marzo de 1961. En 1964 la Fuerza Aérea Uruguaya nombró una comisión para estudiar un vuelo al Polo Sur.

Todo este interés prendió en un grupo de ciudadanos que el 9 de enero de 1968, en la casa de la calle Ascasubí 4286, en el barrio de La Teja de Montevideo, fundó el Instituto Antártico Uruguayo, de carácter privado. Lo presidió el prof. Julio Cesar Musso y lo integraron su hermano Mario Musso y los señores Fernando Souto, Ricardo Piaggio y Mario Mignot.

El 14 de setiembre de 1968 el diputado Luis Alberto Salgado presentó un proyecto de Ley Antártica Uruguaya, que no fue sancionado pero demostró el interés sobre el tema. Entre el 24 y el 27 de abril de 1970 se realizó la Primera Convención Nacional Antártica en la Biblioteca Nacional.

El 28 de agosto de 1975 se creó el Instituto Antártico Uruguayo (IAU), ya como organismo oficial, en la órbita del Ministerio de Defensa Nacional. El IAU es el responsable de conducir la política antártica del Estado. Lo dirige un Consejo Directivo integrado por ocho Consejeros de los Ministerios de Relaciones Exteriores, de Educación y Cultura y de Defensa Nacional.

Uruguay dio el primer paso para ingresar al Tratado Antártico en el año 1979 cuando lo ratificó, pasando a ser Miembro Adherente el 11 de enero de 1980.

Al adherir al Tratado Antártico, Uruguay puso de manifiesto su interés y la voluntad de reservar los derechos que en un futuro pudieren corresponderle en la Antártida, acorde al derecho internacional, sin oponer títulos de soberanía sobre su territorio.

En 1982, respondiendo a una invitación de la Fundación Nacional de Ciencias de los Estados Unidos de América, dos oficiales de nuestra Fuerza Aérea, el Coronel Aviador Roque Aíta y el Capitán Navegante Bernabé Gadea volaron a Nueva Zelanda, luego a la Base Mc Murdo y por último a la Estación Amundsen-Scott, llamada también Polo Sur. El 19 de enero de 1982, a las 13.00 hora local (en Uruguay eran las 22.00 horas), izaron por vez primera el Pabellón Nacional en el Polo Sur Geográfico, marcado por un pedestal coronado por una esfera plateada, rodeado en semicírculo por los pabellones de los países signatarios del Tratado Antártico. En julio de 1983 el entonces Teniente Coronel Omar Porciúncula del Ejército Nacional, viajó a las bases neocelandesas del Mar de Ross, con la finalidad de obtener información sobre la construcción de una pequeña base. La valiosa información obtenida indicó el rumbo final para el asentamiento uruguayo.

La primera misión totalmente uruguaya se desarrolló entre el 27 de enero y el 1º de febrero del año 1984, en la aeronave de nuestra Fuerza Aérea Fairchild FH 227D matrícula 572 dotada de un tanque de combustible extra, que aterrizó en la Isla Rey Jorge el 28 de enero a la hora 19.35.

Una vez que se comprobó la factibilidad de realizar el enlace con nuestras aeronaves, el emplazamiento se eligió frente a la Bahía Collins, que es un apéndice de la Bahía Maxwell, junto al Glaciar Collins y al costado de un lago que se llamó Uruguay, proveedor del agua potable. La altura es de 17 metros sobre el nivel del mar; el suelo, al igual que el resto de la Península Fildes, es de cantos rodados y queda descubierto durante el verano. La distancia al aeropuerto es de cuatro kilómetros. Los trabajos de construcción comenzaron el 9 de diciembre de 1984 y el 22 de ese mismo mes se izó el Pabellón Nacional en la Base Científica Antártica Artigas quedando de esa forma inaugurada.

El primer Jefe fue el Teniente Coronel Omar Porciúncula y las construcciones erigidas fueron las estrictamente necesarias para una primerísima etapa. Se instaló una estación meteorológica y de esa forma comenzaron las investigaciones científicas.

Como ya explicamos, para convertirse en Miembro Consultivo Uruguay debió demostrar sus intenciones de cumplir con el articulado del Tratado Antártico, instalándose en el Continente Blanco y realizando trabajos científicos. Eso ya estaba siendo cumplido.

La XIII Reunión Consultiva Anual del Tratado Antártico se estaba desarrollando en la ciudad de Bruselas. La Delegación de Uruguay conjuntamente con la de China esperaba en el salón contiguo al que se desarrollaba la Reunión. Las puertas se abrieron y fueron invitados a entrar, recibiéndolos con los tradicionales aplausos que significaban que habían sido aceptados como Miembros Consultivos. Era el 7 de octubre del año 1985. La ley 15.918 designó a ese fecha como Día de la Antártida.

Testimonio acerca de la primera misión antártica

Extracto del articulo "Base Científica Antártica Gral. Artigas: El desarrollo de una idea" escrito por el fundador de la Base, Cnel. Omar Porciúncula, al cumplirse los 15 años de fundación de la Base Artigas

    "Siendo Presidente del Instituto Antártico el Cnel. Hugo P. Ferreira, planteó la posibilidad de que nuestro país dispusiera de una Base Antártica propia. La pregunta de todos los miembros del Consejo era siempre la misma. ¿Es posible que podamos instalar una base en la Antártida?, ¿Cuánto tiempo se estima necesario para prepararnos?. Lo cierto es que había una verdadera impaciencia por contar con la Base lo antes posible, pero era imprescindible primero saber donde se instalaría y reconocer el terreno donde se construiría, sus rutas de acceso, los medios de transporte que se podrían disponer y que material se debería adquirir para hacer funcionar las instalaciones para un número dado de integrantes.

    En el desarrollo del proyecto se consideró por los integrantes del Instituto que para instalar una Base en la península antártica o en las islas próximas se debía pensar en que todos los abastecimientos debían ser transportados anualmente, y por única vez en el verano, y que no eran posibles recompletamientos parciales durante el resto del año. por tal motivo, el transporte de los materiales de construcción de la base, así como su equipamiento y abastecimientos de todas las clases, presentaría un problema logístico que solo una barco podría resolver.

    Tal base debería ser de dimensiones pequeñas, dadas las condiciones de nuestro Instituto, pero que permitiera desarrollar algunos proyectos científicos que serían en definitiva el aporte nacional para un reconocimiento de nuestro país por parte de los entonces integrantes del Tratado Antártico."
Leer artículo completo: BCAA: Crónica de su fundador

La BCAA: Base Científica Antártica Artigas

La Base Científica Antártica Artigas, es una base uruguaya dedicada a la investigación científica.

Fue fundada el 22 de diciembre de 1984, estando abierta todo el año.

Proporciona el apoyo logístico necesario para la realización de actividades científicas de diversa índole tanto de los programas antárticos nacionales como de los programas antárticos que requieren su cooperación.

Se encuentra ubicada en la Isla Rey Jorge, Archipiélago Shetland del Sur, en las coordenadas 62º 11´4´´ de latitud Sur y 58º 51´7´´ de longitud Oeste a unos 100 Km. de la Península Antártica, a 3012 Km de la ciudad de Montevideo y a 3104 Km del Polo Sur.

Son muchas las actividades que se realizan en la Base Artigas. Las actividades diarias pasan por el mantenimiento de las instalaciones y las tareas logísticas que tienen que ver con el funcionamiento de los generadores, los vehículos, la maniobra de agua, la comida. También se realiza el apoyo a las actividades científicas y además se hacen actividades protocolares y de relaciones públicas.

La base opera todo el año, con una dotación de 8 personas en invierno y puede alojar hasta 60 personas en verano. Desde 1985 mantiene operando ininterrumpidamente una estación meteorológica que forma parte de la red meteorológica mundial. Durante los meses de verano, equipos de investigadores participan de actividades científicas relacionadas con estudios de glaciología, paleontología, mareas oceánicas, la vida animal, la psicología del hombre antártico y otros proyectos.

La BCCA: Resúmenes y cifras

  • Actividades científicas
    • Vigilancia ambiental (desde 1998)
    • Geodesia y cartografía (desde 1986)
    • Glaciología (desde 1991)
    • Biología humana (desde 1985)
    • Observaciones ionosféricas y aurorales (desde 1992)
    • Observaciones meteorológicas (desde 1984)
    • Vigilancia del ozono estratosférico (desde 1998)
    • Medición de mareas (desde 1989)

  • Principales programas científicos apoyados por la estación
    • Relevamiento ornitológico de aves marinas migratorias en Islas Shetland del Sur.
    • Proyectos geodésicos
      • Glaciología.
      • Observaciones meteorológicas y climatológicas antárticas.
      • Estudio de emisiones electromagnéticas en inmediaciones de la BCAA.
      • Estudio de las características psicológicas del Hombre, necesarias para su inserción en el medio ambiente antártico y su aplicación.
      • Programa de Monitoreo Ambiental de la BCAA.
      • Relevamiento de desechos marinos en unidades de muestreo en costas del estrecho Drake en el ámbito de CCAMLR.
    • Proyecto de monitoreo de la capa de ozono y radiación ultravioleta

  • Infraestructura de la base
    • Área y edificios
      • 24.000 zona total
      • 13 edificios
    • Energía y suministro de combustible
      • Fuente de alimentación de 220V 60Hz
      • 375kVA de capacidad de generación
      • Tres generadores alimentados con gasoil
      • 160.000 litros de combustible utilizado anualmente
    • Agua y alcantarillado
      • La fuente de agua potable es el lago
      • 876.000 litros de agua usada cada año
    • Las instalaciones médicas
      • 30 m² de consultorio médico
      • Un médico
      • Dos camas para pacientes
    • Instalaciones científicas permanentes en la estación dedicadas a estos programas
      • Estación ozonométrica
          Ubicada en latitud 62º 18´ S, longitud 58º 85´ W, a una altura de 17,2 metros sobre el nivel del mar. El 5 de mayo de 1998 se colocó el espectrofotómetro Brewer MKII en la BCAA. Se reportan datos al Centro Mundial de Datos de Ozono (WODC) y en la Red de Ozono Cono Sur (SCOP).
      • Estación mareográfica
          Ubicada en Lat. 62º 11´.2S y Long. 58º 54´.1 W, registra serie de altura de mareas, datos de conductividad y temperatura del agua. Los principales resultados mareográficos son:
          • Conocimiento del régimen mareal
          • Definición de los planos fundamentales de marea, en especial el nivel medio del mar (apoyo para la cartografía terrestre) y el plano de reducción de sondajes (apoyo para la cartografía náutica).
          • Análisis armónico de marea.
          • Predicción de alturas de marea.
      • Estación meteorológica automática
          Ubicada en latitud 62º 18´ S, longitud 58º 85´ W, a una altura de 20 metros sobre el nivel del mar. La Dirección Nacional de Meteorología en conjunto con el Instituto Antártico Uruguayo realiza tareas operativas y de investigación en la región antártica mediante la Estación Meteorológica Nº 89054 DINAMET-URUGUAY. Desde el año 1985 integra la red principal de Estaciones de la Antártida, y ha implementado diversos programas de estudio con la finalidad de ampliar el conocimiento sobre el comportamiento atmosférico, el clima en dicha región y el aprovechamiento que el hombre puede lograr de la utilización de los recursos naturales renovables como fuentes de energía. Se ha logrado la medición continua de datos meteorológicos así como Radiaciones Gamma y Radiación Ultravioleta Banda B.
      • Estación ionosférica
          Ubicada en latitud 62º 18´ S, longitud 58º 85´ W, a una altura de 20 metros sobre el nivel del mar, está actualemnte está desactivada. La estación ionosférica cuenta con un riómetro, el cual mide la opacidad relativa de la ionósfera, es decir, la absorción ionosférica del radio ruido cósmico en la latitud antártica. El equipo se ajustó para recibir las señales en una frecuencia de 30 MHz, límite superior de la banda de comunicaciones de alta frecuencia. Uno de los objetivos del estudio es medir y predecir las variaciones de la ionósfera para beneficio de los enlaces radioeléctricos en onda corta a larga distancia.

La ECARE: Estación Científica Antártica R. Elichiribehety

Durante el año 1997 las autoridades del Instituto Antártico Uruguayo realizaron gestiones ante las del Reino Unido y finalmente el 8 de diciembre de 1997 éste donó a nuestro país una antigua estación abandonada, que se llamaba Trinity House, en la Península Antártica, a unas 120 millas náuticas al sureste de Base Artigas.

Antecedentes históricos: La Base D

Durante la "Operación Tabarin" el Reino Unido hizo un intento de establecer una base en la bahía Esperanza el 7 de febrero de 1944, pero las condiciones del hielo marino se lo impidieron. La "Base D" ("Station D") fue establecida el 13 de febrero de 1945, denominándose a su edificio principal Eagle House, pero se incendió parcialmente el 8 de noviembre de 1948, y permaneció ocupada hasta el 4 de febrero de 1949. Los fallecidos en el incendio (Oliver Burd y Michael C. Green) fueron enterrados en las cercanías de la base, en donde se halla un memorial

Como valor anecdótico adicional, este lugar cuenta con el triste privilegio de ser el escenario del primer tiroteo bélico en la Antártida el 1º de febrero de 1952 cuando un equipo de la Armada Argentina que se hallaba construyendo el Destacamento Naval Esperanza, luego de realizar una advertencia, disparó ráfagas de ametralladora sobre un equipo civil del "Falkland Islands Dependencies Survey" que descargaban materiales del barco John Biscoe con la intención de reconstruir la Base D y lo obligó a reembarcar.

El 4 de febrero de 1952 la base pudo ser comenzada a reconstruir tras el desembarco de infantes de marina procedentes de las islas Malvinas, estableciéndose en una nueva posición el edificio principal que fue denominado "Trinity House".

La base permaneció ocupada hasta el 13 de febrero de 1964, realizándose investigaciones sobre geología, geofísica, glaciología, meteorología, y fisiología de humanos y perros.

Para cumplir con el Protocolo de Protección Ambiental del Tratado Antártico, firmado el 4 de octubre de 1991 y ratificado por el Reino Unido el 14 de enero de 1998, que especifica que las bases abandonadas y sus sitios de trabajo deben ser desmantelados completamente, el British Antarctic Survey inspeccionó en 1994 sus bases, y como resultado tres bases fueron transferidas a otros países, entre ellas la Base D.

Las instalaciones

Se Se trata de una instalación de unos 200 metros cuadrados ubicada en una altura, a espaldas de la Base Esperanza de la República Argentina, base que se cerca del mar en la Bahía del mismo nombre.

reacondicionó y el 22 de diciembre del año 1997 se izó el Pabellón Nacional dejándola inaugurada con el nombre de "Estación Científica Antártica Teniente de Navío Ruperto Elichiribehety", en recuerdo y honor de quien fue Comandante del buque uruguayo "Instituto de Pesca Nº 1", que en junio de 1916 viajó a tratar de rescatar a la tripulación del "Endurance" de Sir Ernest Shackleton, que había quedado en Isla Elefante. Su primer Jefe fue el Teniente Coronel José Unzurrunzaga.

Opera normalmente en el período estival, durante el tiempo determinado por la duración de los proyectos de investigación y trabajos que allí se realicen cada año.

La capacidad de personal de la ECARE es de 7 personas. Está provista de un botiquín de primeros auxilios y en caso de emergencia está prevista la evacuación médica hacia la BCAA (Base Científica Antártica Artigas) vía helicóptero.

Entre los años 1998 y 2002, se mantuvo operativa todos los veranos. A partir de 2002, solo se le hicieron mantenimientos y a partir de febrero de 2009, fue reabierta para servir como base de apoyo a diversas investigaciones científicas.

Documentos para descargar: La primera misión antártica uruguaya y Historia de la Base Cientifica Antartica Artigas (ambos por Waldemar Fontes).

Síganos

Radiogrupo Sur quiere estar comunicado con Ud. Por ello le invitamos a visitar nuestro sitio web pricipal, o seguirnos a través de nuestras redes sociales.